Cómo se calcula una jubilación en España

Calcular la jubilación

Uno de los principios básicos para tener una holgada salud financiera es la planificación, cuando nos planteamos nuestro futuro es imposible no preocuparse y sentirnos desprotegidos si ocurre algún imprevisto, por ello no debemos dejar todo para último momento.

Una de las recomendación de los profesionales es tener planificada con bastante anticipación es nuestra jubilación.

La Jubilación, puede ser un tema delicado para algunas personas, esto debido a que se ha ido complicando más su gestión con constantes modificaciones y reformas del Sistema en la seguridad social.

Cómo calcular mi pensión tras la nueva legislación

La legislación actual, vigente desde el año 2013, ha ido incrementando poco a poco la edad de jubilación, al mismo tiempo que incrementaba el nº de años que había que cotizar para disponer de una prestación de jubilación decente,y todo esto se encuentra relacionado con las necesidades y carencias de las arcas públicas e incrementa la expectativa de vida de la población en España.

Debido a estos cambios tan radicales millones de españoles se preguntan; ¿A qué edad podré jubilarme?, ¿Cuántos años tengo que tener cotizados para cobrar la jubilación?

En este post te traemos las respuestas a estas dudas tan comunes y también te hablamos de los factores que pueden afectar al cálculo de tu pensión.

Para poder determinar cómo se realiza este cálculo de la pensión de jubilación, se hace imprescindible conocer una de las reglas básicas del Sistema de pensiones: Ya que hay que conocer el concepto de “base reguladora”, que es el montante calculado a partir de lo que un contribuyente ha cotizado durante de los últimos años.

Este nº de años varía en función del ejercicio en el que nos encontramos.

Ahora te preguntarás; Qué es la base reguladora

Pues se trata de la media entre todas las cotizaciones periódicas (salarios mensuales) o dicho de otro modo, de lo que hemos cobrado en neto los últimos años en nuestro trabajo excluyendo, eso si, pagas extra y otros pluses de rendimiento que no se corresponden con retribuciones habituales.

Cálculo de pensiones

Antes de la que se produjera la reforma del 2013 se tomaba como base el periodo que contemplaba los últimos 15 años trabajados para poder determinar el importe de tu pensión, pero la modificación legislativa actual ha subido año tras año esta cantidad y, por ese motive, la pensión en estos momentos se calcula sobre los 25 últimos años de trabajo a partir del 2022.

Y lo mismo pasa con la edad, en donde la edad mínima en la que se permitía la jubilación era de 65 años cumplidos en la antigua ley, mientras que ahora se impone una edad mínima de 67 años cumplidos para poder adquirir su pensión.

A continuación, te explicaremos de manera sencilla como puedes calcular tú mismo

Cuánto dinero recibirás en tu jubilación.

1.- Lo primero, debemos tener muy en claro las dos variables que necesitamos utilizar las cuales son: El salario percibido y los años de cotización. Y por ese motive debemos tener claro que estas variables se encuentran en un cambio constante.

2.- Una vez hemos identificado la edad a la que la ley nos permitirá jubilarnos, habrá que realizar los cálculos de nuestra pensión estatal, que va a depender del nº de años que hemos cotizado y la anterior base reguladora y que se calcula con el salario que hayamos recibido en nuestra nómina.

Para determinar esta base reguladora se debe dividir por 210 los importes de las bases cotizadas en los 180 meses anteriores a la jubilación (los 15 años de antaño que, con el nuevo cambio de ley, subirán a 25 a partir del año 2.020).

Se contabilizarán los últimos 2 años por su valor nominal, y el resto de meses (156) por sus valores corrientes.

Actualizados por el I.P.C. del I.N.E., información que puede verificarse en la propia página del I.Nac. de estadísticas.

Nueva legislación para pensiones

Para poder calcular de manera correcta la base reguladora, hay que tomar en cuenta el año actual en curso, puesto que, esta se encuentra también en un cambio progresivo desde la reforma del año 2013, será entonces 240 en 2017, 252 en 2018, 264 en 2019, 276 en 2020, 288 en 2021 y para finalizar 300 en 2022.

El cálculo según la nueva legislación, supone que todo aquel que se jubile conforme a la nueva ley percibirá con toda seguridad una prestación claramente inferior a los anteriores jubilados ya que, normalmente, en los últimos años de la vida laboral de una persona es cuando más se cobra.

3.- Una vez disponemos del valor de nuestra base reguladora, lo siguiente que debemos hacer es aplicar los porcentajes en función a los años que hemos cotizados, con 15 años de servicio solo tendrás derecho a percibir el 50 % de tu base reguladora, mientras que, si cotizas 37 años cobrarás el 100 % de esta.

Eso sí, disponer del 100 % de base reguladora no implica cobrar un sueldo similar al cobrado antes de jubilarte.

Y listo, con estos datos podrás calcular de manera fácil y sencilla los beneficios de tu jubilación, pero no todo es color de rosa, puede haber diversos factores que podrían afectar a tu jubilación como son.

Periodos cotizados y pausas en la cotización.

Si empezamos a trabajar de forma tardía o hemos tenido breves periodos en donde no hemos cotizado, tendremos el problema de no poder alcanzar las cotizaciones suficientes para completar el 100% de media en las ultimas cotizaciones requeridas.

Por lo que si una persona empieza a trabajar a una edad comprendida entre los 30 y 35 años será muy poco probable jubilarse a los 67 años, esto debido a que no se alcanzaría el 100% de la base requerida de cotización.

Lo mismo se dará si los periodos de pausa en las cotizaciones que, por lo general, les ocurren a personas que no poseen estabilidad laboral o que deciden dejar el Mercado laboral por un tiempo, lo que produce que dejen de estar en situación asimilable al alta, y esto por lo tanto repercutirá en un menor tiempo de cotización.

Crisis económica y laboral

La crisis económica y sus consecuencias

Si no tienes un trabajo estable durante un periodo de crisis económica es muy común ver cambios legislativos laborales, y es bastante habitual que el cambio se derive de una pérdida en el nivel de vida, y en un entorno de trabajo de menor retribución.

Esta bajada del nivel de cotización unida al descenso de la cantidad de años cotizados de media, junto con que actualmente ha subido a 25 los años que deben cotizarse, influye negativamente, ya que que a más años contabilizados, menor importe de cotización (de media) estaremos aportando, y mayor puede ser la pérdida de poder adquisitivo en la pensión a la hora de nuestra jubilación.

Sin considerar que, cuando somos jóvenes nuestro trabajo supone menos compromiso y experiencia, y por lo tanto de menor sueldo y cotización a la seguridad social.

Este problema podría agravarse si la S. Social aplica otras reformas en donde aumente mucho más este periodo, lo cual dependerá de si varía aún más longevidad laboral española.

Número de años cotizados en la S.S.

El mínimo de años que hay que estar dado de alta y cotizando para accede a solo el 50 % de la pensión es de 15, mientras que si deseas cobrar el 100 % (en la reforma del 2011 eran de 35 años), con la nueva ley de pensiones de 2013 será de 37 años.

El problema del Sistema general de pensiones no es tanto el aumento de dos años para la base de cotización, sino que la media se calcula de 15 a 37 años, cuando antes era entre de 15 y 35.

A igualdad de años cotizados, ahora se obtiene un porcentaje menor en promedio.

Factor de sostenibilidad

Este factor fue aprobado en 2013 y contempla que, a partir del 2019, según evolucione y se incremente la esperanza de vida de los trabajadores, se reduzca la pensión proporcionalmente.

Quienes se jubilen en los años próximos al 2.019 apenas notarán esta criterio, pero a medida que nos alejemos de esta fecha la pérdida de ingresos será más evidente.

Estos son solo algunos de los factores que podrían afectarnos en el cálculo de nuestra pensión, por lo que hay que valorarlos a la hora de realizar este cálculo.

Trabajadores Autónomos

Autónomos

Ahora bien, que sucede si eres un trabajador autónomo, ¿Cómo puedes calcular tu jubilación?, no te apures, tenemos la respuesta.

El cálculo que hay que llevar a cabo para los trabajadores autónomos es parecido al cálculo común, solo que los autónomos pueden elegir el tipo de base de cotización, que servirá de medida para el cálculo del cobro en su jubilación.

También se produjo una reforma fiscal que reduce la libertad del trabajador autónomo para establecer su propia cotización a la S.S. antes de su edad de jubilación, ya que antes estos profesionales cotizaban por el mínimo pero, al aproximarse a los últimos años de cotización, incrementaban su base para cobrar mayor jubilación aunque, hoy por hoy esto ya no se puede hacer.

Las última reforma puso un límite de cotización a los profesionales autónomos, y ahora solo se puede modificar la base solo hasta los 45 años.

Aparte de esta cuestión, el cálculo de jubilación para un autónomo, es idéntica a la de los que trabajan por cuenta ajena.

Empleos a tiempo parcial

Y que pasa si tienes empleo a tiempo parcial, ¿Cómo calcular tu jubilación si posees un empleo a jornada parcial?, ¿afecta de alguna manera el coeficiente de parcialidad a tu futura pensión?, también tenemos las respuestas a esas incógnitas.

En 2014 se aprobó una ley que protege a los empleados a tiempo parcial, viéndose sus condiciones mejoradas de cara a la jubilación.

Anteriormente, había que demostrar el equivalente en horas a 15 años trabajados como jornada completa, que para muchos suponía hasta el doble o triple de un trabajador normal para cumplirlo.

Con esta nueva ley, el requisito de estos 15 años se aplicará a toda la trayectoria de la vida laboral en cuanto a cotización.

Lo mismo ocurre con el periodo de carencia concreto, que requería una cotización de, como mínimo 2 años, durante los 15 anteriores a la jubilación, que había que acreditar se referían a la parcialidad acreditada.

¿Cómo actúa el coeficiente de parcialidad global?

Este coeficiente del contrato se refiere al % de la jornada real, frente a la que llevaría a cabo un trabajo a tiempo completo.

Por lo tanto, si una persona ha trabajado en varias empresas, y en cada empleo ha llevado a cabo una jornada a tiempo parcial diferente, se tratará de encontrar la “parcialidad media” (Coef. G. de parcialidad) del trabajador a lo largo de su vida laboral.

¿Cuál es la formula del coeficiente global de parcialidad?

Se trata de calcular el % de los días cotizados respecto al total de días trabajados, mediante la regla de 3:

Coeficiente Global Parcialidad = Días cotizados x 100/ días trabajados = porcentaje de cotizaciones de la persona.

Y listo, con esto tendríamos calculado nuestro coeficiente global, con lo que luego podremos aplicárselo al periodo de carencia genérico de 15 años y así obtenemos el total de años que el trabajador deberá acreditar para obtener su pensión.

Esos años otorgarían el derecho de este trabajador del 50% de la base reguladora aplicable, del mismo modo que una persona a jornada completa los 15 años le permiten accede al 50% de la base reguladora.

¿Cómo se realiza el cálculo de la pensión?

A la base reguladora del trabajador debe aplicarle un % que dependerá de los años que se han cotizado, como ocurre para el resto de trabajadores, cuyo resultado será la pensión propiamente dicha.

Del mismo modo que la norma general, se utiliza como base el periodo mínimo cotizado por el trabajador, al que hay que aplicar el 50% de la base reguladora.

A partir de dicho periodo mínimo, todo el tiempo adicional aumenta ese % en función de la escala general de jubilación normal.

Con todo, la nueva ley traerá beneficios a millones de trabajadores en España, cuya mayoría es representada por mujeres, que con el trabajo a jornada parcial intentan conciliar su vida laboral (nada que ver con el informe del mismo nombre) y familiar pero además, y en parte debido a la profunda crisis económica, afectará a muchos de los españoles que se van a ver obligados a trabajar a media jornada.

Claro que, en casos como el de los contratos a tiempo parcial la TGSS ha impuesto varias medidas de seguridad para evitar posibles frauds y cobros indebidos de la pensión.

No se trata únicamente de mantener la igualdad en los derechos de los trabajadores, sino de incentivar la jornada a tiempo complete ya que, de otro modo, algunos podrían caer en la tentación de contratar,únicamente a tiempo parcial para realizar menos gastos en la seguridad social de los trabajadores, completando el resto de sus necesidades con el abono de horas extras.

Por lo que La Secretaría de Estado y la TGSS ha subido las exigencias de los años a cotizar que permita a este colectivo alcanzar ese derecho adquirido a una pensión, resguardando así ese derecho del trabajador a recibir su pensión de manera equitativa.

Otro aspecto de los cuales queríamos tratar en este post es cómo hacer para realizar el cálculo de la jubilación anticipada en España, debido a que esta modalidad está ganando adeptos en los años de crisis, por ello te queremos explicar de manera breve como puedes realizar este cómputo.

¿Qué es la Jubilación anticipada?

Esta modalidad se aplica cuando un trabajador se retira de sus actividades laborales en una edad anterior a la edad estipulada legalmente de jubilación, bien sea por su voluntad propia o por fuerza mayor.

En ocasiones estas jubilaciones anticipadas se dan por pertenecer a sectores que deterioran la salud, como por ejemplo los mineros.

En otras ocasiones, el importe de la pensión no se ve afectada cuando se produce la jubilación por anticipado.

Por eso antes de calcular tu jubilación anticipada debes saber que la edad en este supuesto sí importa ya que, como máximo son 2 años antes de la edad exigida legalmente en cada caso.

El máximo será de 4 años para jubilaciones anticipadas que no sea por voluntad propia del trabajador.

En el caso de tratarse de un expediente de regulación de empleo.

La anticipada no está contemplada por el Sistema de la Seguridad Social, y únicamente se reconoce la jubilación dentro de la edad estándar establecida por ley, dentro de límites de edad contemplados ya sea o no anticipada.

Si pretende dejar su empleo antes de la edad legal de jubilación, deberá ser dentro de una de estas 2 posibilidades:

  1. Como consecuencia de un E.R.E., que deberá ser dado de alta en el I.N.S.S.
  2. Mediante un acuerdo privado entre una empresa y sus trabajadores, quienes, adoptando determinadas condiciones de edad y compensaciones, dejan la empresa. Estos acuerdos normalmente conllevan a realizar un pago de capital o mensualidad y el pago de la cotización por la empresa hasta la jubilación del trabajador.

Cómo se calcula la jubilación anticipada

La jubilación se va a calculary de acuerdo a la base reguladora de los 15 últimos años cotizados.

Además, hay que aplicar el % del total de meses cotizados; Estos datos varían año tras año, hasta que en el año 2.022 se empieza a contar esos 25 últimos años que se han cotizados y se usan para el cálculo de la B.R. (base reguladora).

Es un proceso muy similar a los cálculos que aplican a la pensión estándar, que explicamos con antelación en este artículo, así que no tendrás muchos problemas a la hora de obtener este cómputo por tu cuenta.

Esperamos que la información que te hemos facilitado te haya servido y te ayuden a decidir si debes ahorrar para disfrutar de un futuro sin privaciones económicas.

Comparte!

Contenido Relacionado

La Renta Básica Universal se debate en el Fondo Mo... La idea de un ingreso periódico garantizado, conocido como renta básica universal, ha vuelto a ser debatida en el FMI para su estudio y consecuencias....
Trabajastur: Cursos y demandas de empleo Trabajastur es el Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias que trabaja en consonancia con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). ...
Todo sobre la Baja Laboral La baja laboral, no importa si se trata de un trabajador del sector privado o de un funcionario tiene, hoy en día, consecuencias diferentes según conv...

Deja un comentario