Cómo solicitar sus prestaciones en la Seguridad social en España

Prestaciones en la Seguridad social

Esta guía explica lo que necesita saber sobre el sistema de seguridad social español; quién tiene que pagar, cuánto, qué prestaciones puede reclamar y cómo solicitarlas.

Los extranjeros que residen y trabajan en España deben registrarse y pagar a la seguridad social española a cambio de ciertas prestaciones gubernamentales, incluida la asistencia sanitaria gratuita.

Prestaciones en la Seguridad Social

Según el gobierno español, en septiembre de 2015 había 1,6 millones de extranjeros inscritos en la Seguridad Social española.

Casi un millón eran de fuera de la UE y algo más de un cuarto de millón eran autónomos en España.

¿Quién debe pagar la seguridad social en España?

Si trabajas para un empleador en España, debes pagar impuestos españoles y estar inscrito en la Seguridad Social española y (esta inscripción es válida de por vida) pagar cotizaciones al sistema de seguridad social español para acceder a sus prestaciones.

Como regla general, usted debe estar empleado y pagar su cotización para estar cubierto por enfermedad, lesiones y accidentes de trabajo, desempleo, baja por maternidad y paternidad, aunque algunos períodos de tiempo libre pueden ser permitidos.

Si trabaja por cuenta propia (autónomo) tiene que pagar impuestos y cotizaciones españolas en un régimen estatal especialmente para los autónomos, que ofrece las mismas prestaciones además de la prestación por desempleo o enfermedad profesional y accidentes de trabajo; para ello tiene que realizar sus propios trámites (consultar a la Seguridad Social o a aseguradoras privadas).

La tasa global de la Seguridad Social en España es muy alta, en torno al 38 por ciento, pero para la mayoría de las personas, el empleador paga la mayor parte del coste.

Los trabajadores autónomos tienen que pagar sus propias contribuciones en español en su totalidad, aunque con un porcentaje total más bajo.

Países de la UE

Si usted (o un familiar cercano) ha estado cotizando a la seguridad social en otro país de la UE durante dos años completos antes de venir a España, es posible que esté cubierto por la asistencia sanitaria.

Póngase en contacto con las autoridades de seguridad social del país de la UE para averiguar si tiene derecho a ello y, en caso afirmativo, para obtener documentación que lo demuestre, deberá presentarla ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de su localidad.

Coste de la Cuota de la Seguridad Social española y cómo solicitar el alta

Empleados y Seguridad Social en España

Si es usted asalariado, su empleador le inscribirá en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y en el régimen de seguros, y compartirá con usted el coste de las cotizaciones al seguro.

Aunque existen regímenes especiales de seguridad social para determinadas categorías (como el personal militar y los funcionarios públicos), la mayoría de los trabajadores entran en el “régimen general”.

Existen “bases de cotización” oficiales mínimas y máximas para diferentes tipos de trabajo y cualificaciones.

Por ejemplo, los ingenieros, los titulados universitarios y el personal directivo superior tienen una base de cotización mínima (es decir, el importe en que se basa la cuota porcentual) de 1.065,90 euros al mes, mientras que los asistentes administrativos tienen una base de cotización mínima mensual de 756,60 euros.

Hay una base de cotización máxima de EUR 3.606€ mensuales para la mayoría de los trabajadores.

En 2015, la tasa de contribución del empleado fue de alrededor de 6.4 por ciento, de los cuales 4.7 por ciento es el estándar, 1.6 por ciento está desempleado y 0.1 por ciento es otro (esto puede variar ligeramente dependiendo de su contrato).

Para obtener cifras detalladas sobre las bases y tasas de cotización, consulte esta información en la Oficina Española de la Seguridad Social.

Su empleador contribuirá con un mínimo de alrededor del 23.6 por ciento hasta el 31.6 por ciento adicional a su seguro social, dependiendo de su contrato y condiciones de seguridad social.

prestaciones en la seguridad social

Los autónomos y la seguridad social en España

Si trabaja por cuenta propia (autónomo) y gana más del salario mínimo anual español (9.080 euros en 2015), tendrá que pagar cotizaciones a la seguridad social para acceder a las prestaciones sanitarias y de otro tipo en España.

Si usted está como autónomo, y no paga seguro social, no recibirá ningún beneficio.

Los autónomos están acogidos a un régimen especial denominado régimen especial de trabajadores autónomos.

Usted mismo debe pagar todas las cotizaciones a la seguridad social (lo que significa que los trabajadores autónomos pagan personalmente más que la parte de los empleados) y hay una cantidad mínima mensual independientemente de cuánto gane ese mes.

Esto significa que usted necesita tener los arreglos establecidos para cubrir esto.

Cómo darse de alta como autónomo

Usted debe tener un número de la seguridad social, estar inscrito como autónomo en la Agencia Tributaria española, y registrarse en el sistema de S.S. español utilizando el formulario TA. 0521- deberá pedir cita en su oficina de la Seguridad Social, aportando su NIE y pasaporte.

También puede registrarse en línea, pero necesitará obtener un código de activación de la TGSS y un certificado digital de una oficina de registro de certificados digitales. Usted debe mantenerlos informados de cualquier cambio.

En 2015, la tasa general de contribución fue de alrededor del 30 por ciento. Esto resulta en un pago mensual de al menos 250 euros al mes para la mayoría de los trabajadores autónomos.

En 2015, los trabajadores autónomos de hasta 47 años pueden optar por una base de cotización de entre 884,40 y 3.606,00 euros al mes; los de 48 años o más pueden optar por una base de entre 953,70 y 1.945,80 euros al mes. Es posible que se requiera que usted tenga una base mínima más alta si emplea a otros.

Las cotizaciones le dan derecho a la asistencia sanitaria y, una vez que haya ingresado en el régimen durante 15 años, a una pensión.

Puede pagar más del importe básico para obtener una pensión más alta (o elegir fondos de pensiones privados) o hacer aportaciones adicionales para estar cubierto por accidentes o enfermedad en el trabajo.

A veces es posible pagar menos; Por ejemplo, si no se ha registrado como autónomo en los últimos cinco años, puede solicitar un descuento del 80 por ciento para los primeros seis meses, un descuento del 50 por ciento para los próximos seis meses y un descuento del 30 por ciento para los últimos tres meses.

Los menores de 30 años pueden beneficiarse de descuentos similares, mientras que las mujeres que regresan después de la maternidad, pueden reclamar un descuento del 100 por ciento durante 12 meses.

Para obtener cifras detalladas sobre las bases y tasas de cotización, consulte esta tabla en la Oficina Española de la Seguridad Social.

Empleados y autónomos

Cómo solicitar las prestaciones de la Seguridad Social española

A cambio de pagar seguridad española, usted puede recibir:

  • Sanidad pública española
  • Enfermedad o lesión laboral
  • Atención de maternidad y paternidad, y subsidio por hijos a cargo
  • Prestación de invalidez
  • Jubilación y pensión

Prestaciones sanitarias en España

Si usted está inscrito para trabajar en España y cotiza a la Seguridad Social, entonces estará cubierto por la sanidad pública.

Si no lo eres, pero has estado en España desde antes de abril de 2012 y ganas menos de 100.000 euros puedes inscribirte como residente español a través de tu INSS local.

También puede acceder a la sanidad pública española a través de un seguro público de salud especial y mensual (convenio especial); lea más sobre el seguro de enfermedad español.

Cada una de las comunidades autónomas gestiona individualmente. Las tarifas mensuales son de 60 euros para menores de 65 años y 157 euros para mayores de 65 años.

Nota: una vez que resides en España no puedes utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea (EHIC) a menos que seas estudiante.

Para acceder a la sanidad pública es necesario llevar consigo la tarjeta de usuario de su sistema nacional de salud (tarjeta de usuario del Sistema Nacional de Salud).

Subsidio de enfermedad en España

Si ha estado cotizando a la seguridad social durante un total de 180 días en los últimos cinco años y no ha podido trabajar por enfermedad o accidente, puede solicitar prestaciones en metálico por enfermedad (pago de enfermedad) hasta 365 días (más otros 180 días por recomendación de un médico).

Usted recibe el 60 por ciento de la base de contribuciones mensuales durante 20 días y el 75 por ciento después de eso.

Usted tiene derecho al subsidio de enfermedad presentando un certificado médico a su empleador o al INSS si trabaja por cuenta propia.

Atención de maternidad, prestación de maternidad y subsidio familiar en España

Los empleados y algunas trabajadoras autónomas tienen derecho a licencia de maternidad remunerada (Permiso de la Maternidad) a partir de la fecha del nacimiento (y ocasionalmente antes) o de la decisión oficial de adopción o acogida.

Se le pagará una cantidad diaria, que será el 100 por ciento de su salario diario promedio en el mes anterior al inicio de la licencia de maternidad, durante 16 semanas continuas.

A menos que usted sea menor de 21 años, debe haber cotizado a la seguridad social durante un período determinado de antemano, por ejemplo, las mujeres mayores de 26 años deben haber cotizado al menos 180 días en los últimos siete años o 360 días en toda su vida laboral.

Los padres que han pagado cotizaciones similares pueden solicitar la prestación de paternidad, que tiene condiciones similares y, para aplicar, usted necesita contactar a su oficina local del INSS.

Si su trabajo representa un riesgo para su embarazo y usted tiene que dejar el trabajo, puede ser elegible para un beneficio por riesgo de maternidad de hasta el 100 por ciento de su salario, a partir del día en que finaliza el contrato de trabajo.

Después del parto, las madres que amamantan tienen derecho a dos descansos diarios remunerados de media hora para alimentar o extraer leche. A ambos también se accede a través del INSS.

Si trabaja y/o reside en España, puede tener derecho a una reducción de impuestos de unos 100 euros al mes durante los tres primeros años de vida de un hijo; los trabajadores autónomos están exentos del pago de cotizaciones a la seguridad social por un importe aproximado de 240 euros durante dos años.

Prestaciones de invalidez y otras prestaciones en España

Si tiene una condición permanente que le impide trabajar, es posible que pueda solicitar una prestación de invalidez. Los beneficios incluyen pensión y rehabilitación.

Se accede a las prestaciones de invalidez a través de la Junta de Evaluación de Discapacidades (EVI).

Si la condición tenía una causa relacionada con el trabajo entonces no hay período de contribución mínima; si no está relacionado con el trabajo, entonces usted debe haber estado pagando en un plan por un número específico de años, dependiendo de su edad y cuando usted se incapacitó.

Es posible que pueda solicitar prestaciones de supervivencia si su familiar ha estado pagando cotizaciones durante al menos 500 días en los cinco años anteriores a su fallecimiento. En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, no se requiere un seguro previo.

Todos estos beneficios se pueden acceder a través del INSS.

Jubilación y pensión

Si ha estado pagando al menos las cotizaciones mínimas durante al menos 15 años, de los cuales al menos dos han sido en los 15 años anteriores a su jubilación, y ha alcanzado la edad de jubilación (actualmente 65 años), tendrá derecho a una pensión estatal (2.458 euros al mes).

Para formalizar la solicitud debe rellenar un formulario de solicitud de pensión y llevarlo a su INSS local.

El cálculo de la jubilación a obtener ya depende de otros muchos factores.

Comparte!

Contenido Relacionado

SERVEF / Servicio Valenciano de Empleo y Formación... El Servef se crea como un servicio público para que los inscritos como demandantes de trabajo pueden llevar a cabo trámites de alta, mantenimiento, re...
Tu seguridad Social. El nuevo servicio online del ... Hace ya tiempo se puso en marcha "Tu Seguridad Social", como un servicio online del INSS dedicado a proporcionar y aglutinar las gestiones más habitua...
La Carta de Presentación ideal La carta de presentación es la que acompaña al Curriculum Vitae, con el objetivo de presentar tu candidatura, tus conocimientos y experiencia, aportan...

Deja un comentario